Liderazgo y comunicación son dos conceptos fuertemente unidos. La cantidad y calidad de las conversaciones entre el líder y colaboradores puede marcar la diferencia en el alto desempeño de los equipos: las conversaciones 1 a 1 son una excelente oportunidad de propiciar la reflexión, alentar el aprendizaje y apoyar a los colaboradores a elevar su capacidad para enfrentar los desafíos del entorno. ¿Cómo sacar el mejor provecho de estas reuniones? Te propongo estos 5 pasos:

Preparación y centrado emocional.

Céntrate mediante 5 respiraciones profundas, verifica tu estado emocional y visualiza el final de la conversación, en la cual contribuirás para que una persona desarrolle su potencial y encuentre más recursos para tener éxito en las metas que quiere lograr.  

Bienvenida y objetivo de la reunión.

Asegúrate de que la persona se sienta bienvenida a la reunión. No es una evaluación, es una conversación en la que tú ayudarás a resolver situaciones que detienen el progreso hacia sus objetivos y apoyarás en el descubrimiento de nuevas posibilidades.

Reconocimiento.

Resalta por lo menos tres cosas positivas que la persona realizó durante los últimos días. Necesitas prepararte previamente para ello, encontrando comportamientos o logros que merezcan ser resaltados. Para que los comentarios sean constructivos, deben ser muy específicos, resaltando las situaciones en las la persona realizó las acciones y el impacto positivo que tuvieron para el equipo.

Preguntas de aprendizaje y feedback.

Esta parte de la conversación es donde se generan las nuevas acciones, se forman compromisos y se refuerzan las buenas prácticas que alientan el aprendizaje. Tomando en cuenta una reunión con frecuencia semanal, algunas preguntas que recomiendo son:

¿Qué hiciste durante la semana pasada para mejorar? Solicita tres ejemplos de acciones que la persona realizó para acercarse a sus metas, adicionales a los reconocimientos del punto anterior.

¿De qué te diste cuenta que vale la pena seguir haciendo, o dejar de hacer? Fomenta la reflexión sobre posibles cosas negativas a eliminar, y cosas positivas que quisiera seguir haciendo.

¿Qué planeas hacer durante esta semana? Genera un compromiso sobre las acciones en las que tu colaborador ó colaboradora se enfocará para conversarlas en la siguiente reunión.

¿Qué necesitas de mí para seguir mejorando? Explora lo que la persona necesita de tí para ayudarle a seguir avanzando en el logro de sus metas personales y de equipo.

Acuerdos y Evaluación.

Revisa los compromisos generados durante la conversación entre colaborador y líder, y reflexiona con dos preguntas finales: ¿Cómo aporta esta reunión para avanzar las metas que tenemos? ¿Cómo la podemos mejorar?

Esta fórmula de 5 pasos: Preparación, Bienvenida, Reconocimiento, Preguntas y Acuerdos resulta ser muy efectiva para provocar conversaciones que potencian la relación, aprovechar oportunidades de mejora y alinear el desempeño para el logro de las metas del equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *